Archivo de la etiqueta: etiquetas

Etiquetado social, una tarea de todos

La representación del contenido de un documento, lo que comúnmente podemos denominar como “etiquetado“, tiene como fin último facilitar el acceso al documento al cual representa es decir, la recuperación de la información, de ahí su vital importancia pues un incorrecto etiquetado nos llevará hasta documentos e información que no se corresponden con la que en realidad estamos demandando.

Nube de tags (o etiquetas)
Nube de tags (o etiquetas)

Etiquetado social

Tradicionalmente, asignar etiquetas a contenidos ha sido la labor profesional del documentalista sin embargo, con la llegada de internet, y más aún con la propia expansión de los medios sociales, ha sobrepasado esa esfera profesional convirtiéndose en una tarea que cualquier usuario realiza a diario: es el etiquetado social. Lejos de ser considerado ésto como una intromisión, debe ser visto como un complemento pues alcanza a contenidos y puntos de vista a los que generalmente el documentalista no accede:

  • Etiquetado de imágenes en Flickr o Instagram
  • Etiquetar a alguien, a algo o algún lugar en Facebook
  • Identificar las palabras que representen correctamente este artículo
  • Indicar los temas del libro que estamos leyendo y compartiendo en GoodReads
  • Y un largo etcétera

Todo ello son acciones de etiquetado en la web social que nos permitirán encontrar las imágenes sobre el tema que deseamos, las fotos del último viaje de nuestro amigo o descubrir nuevos libros sobre los temas que nos apasionan, entre otras muchas posibilidades.

La consecuencia directa de todo ello es que en la actualidad, que cualquier usuario pueda etiquetar contenidos constituye un acto de trabajo colaborativo que facilita, también a cualquier usuario, la recuperación de la información en la inmensidad de internet. Pensemos por un momento: cuando hacemos una búsqueda en Google ¿qué hacemos si no introducir las palabras clave o “etiquetas” de aquello sobre lo que deseamos encontrar información?

De ello deducimos que la indización tradicional, realizada por profesionales de la documentación, y el etiquetado social, realizado por cualquier usuario, sólo difieren en dos aspectos, quién la hace y cómo la hace, puesto que esta última tiene lugar en un contexto eminentemente digital en que todos los contenidos se hallan entrelazados, hipertextualizados si se me permite tal vocablo no recogido por la RAE, pero no en su finalidad que siempre es facilitar el acceso a la información.

El etiquetado social permite la recuperación de información. Asignar etiquetas en una red social de lectura como GoodReads nos permite descubrir libros acordes a nuestros gustos y a lo que estamos buscando
El etiquetado social permite la recuperación de información. Asignar etiquetas en una red social de lectura como GoodReads nos permite descubrir libros acordes a nuestros gustos y a lo que estamos buscando

Por lo tanto, tal y como señala Raquel Gómez Díaz en su libro Etiquetar en la web social, el etiquetado social puede quedar definido como “el sistema de representación del contenido donde los propios usuarios de los recursos los describen utilizando el lenguaje natural y compartiendo dichas representaciones con ayuda de las herramientas de las web 2.0”.

En el etiquetado social, son por tanto los propios usuarios los que etiquetan los contenidos que han creado o usado poniendo a disposición del resto su propia representación de los mismos a través de esas etiquetas o “tags” es decir, los usuarios facilitan a otros usuarios el acceso a ese mismo contenido a través de un lenguaje natural, y no controlado o normalizado como ocurre en la indización llevada a cabo por profesionales de la documentación.

Algunas características definitorias del etiquetado social

Como hemos dicho antes, la diferencia entre el etiquetado tradicional profesional y el etiquetado social radica en quién lo hace y cómo lo hace, y de ahí deducimos toda una serie de características que definen el etiquetado social:

  • El etiquetado social lo efectúa el propio usuario en respuesta a sus propios intereses, aunque después lo comparta con el resto.
  • Puede hacer referencia tanto a aspectos globales y esenciales del contenido como a aspectos secundarios o accesorios; incluso puede utilizar tags que tienen significado sólo para el propio usuario (“etiquetado egoísta”) o para un grupo reducido (“etiquetado amiguita”)
  • Abarca gran cantidad de puntos de vista, lo que facilita su recuperación.
  • Los usuarios pueden introducir etiquetas con contenido emocional (“bueno”, “malo”)  que no tienen valor por sí solas pero que, combinadas con con las que sí describen el contenido pueden ayudar al usuario en su búsqueda.
  • Las descripciones son mucho más heterogéneas pues se realizan por agregación es decir, un mismo documento es representado por varios usuarios sumando así aportaciones y puntos de vista.
  • El etiquetado social está en continúa evolución.

Etiquetado social: tipos.

Antes ya hemos avanzado un par de tipos de etiquetado social, veamos ahora los cuatro tipos:

  1. Etiquetado egoísta. Las etiquetas tienen sentido para quien las utiliza, pero no para el resto, por ejemplo: viaje 2004, revisar, archivar…
  2. Etiquetado amiguista cuando tiene sentido solo para un grupo de usuarios con determinados intereses comunes. Por ejemplo, “Historia promoción del 2002”
  3. Etiquetado altruista es el que busca los términos más descriptivos y cuyo uso es más conocido es decir, es el tipo de etiquetado social con mas vocación de ser compartido. Por ejemplo: “música infantil”, “educación transversal”
  4. Etiquetado populista es el que simplemente pretende que el contenido sea recuperado el mayor número de veces posible: “muy bueno”, “top5”


Como veis, el etiquetado social es un tema que todos practicamos a diario pero del que no todos conocemos lo suficiente. Si os resulta tan interesante como a mi os recomiendo un libro que ya hemos mencionado: Etiquetar en la web social de Raquel Gómez-Díaz, publicado por la editorial UOC, colección “El Profesional de la Información”. Además, os dejo aquí una estupenda reseña (PDF, 151 KB, 1 pág.) a este libro.

Herramientas 2.0 para la educación y el día a día (II): Delicious

     delicious

En esta ocasión voy a abordar otro tipo de herramienta Social Media, los marcadores sociales. A diferencia de los agregadores de noticias del tipo “menéame”, los marcadores sociales son un tipo de medio social que permite almacenar, clasificar y compartir enlaces o links en Internet.

Existe, como en todo, una amplia variedad de marcadores sociales, sin embargo me voy a centrar en uno de los más extendidos y eficaces: Delicious.

Delicious

Delicious, como buen marcador social, permite agregar y alojar en “la nube” los marcadores o favoritos que tradicionalmente guardábamos (y guardamos) en nuestro navegador, ya sea Chrome, Safari, Firefox o cualquier otro, y categorizarlo mediante un sistema de etiquetas o “tags” denominado folcsonomías, los cuál facilitará la búsqueda temática tanto a nosotros como al resto de usuarios.

Entre las grandes diferencias que podemos destacar respecto al sistema tradicional de guardar nuestros links en la barra de marcadores de nuestro navegador::

  • posibilidad de acceder a los enlaces desde cualquier equipo, incluso dispositivo móvil pues Delicious ya cuenta con App para iOS o Android.
  • su sistema de etiquetado facilita la búsqueda temática por lo que rápidamente podemos encontrar información relativa al tema deseado tanto entre nuestros links guardados, como en los del resto de usuarios.
  • es también una red social: podemos seguir a usuarios con intereses similares y así optimizar nuestras búsquedas; también podremos importar contactos de Twitter o Facebook para seguirlos y conocer qué links etiquetan en Delicious.

Al igual que señalaba en el anterior post sobre “Scoop.it!”, Delicious también se basa en el sistema de “contents curations” o curación de contenidos, es decir, cuando un usuario agrega un link, le asocia una descripción y unos tags que lo definen, asegurando con ello la efectividad de las búsquedas de tal forma que, cuando busquemos contenidos relativos a Historia, por ejemplo, no nos aparezcan enlaces que nada tienen que ver.

El uso de marcadores sociales en general y de Delicious en particular en el sector educativo es evidente y queda fuera de toda duda pues facilita y optimiza las búsquedas de información y permite compartir conocimientos. La imaginación del profesor y de sus alumnos permitirá sacar el máximo partido a Delicious:

  • creación de una biblioteca profesional por parte del profesor/a
  • elaborar listas de enlaces para que los alumnos exploren
  • selección específica de recursos
  • herramienta de investigación y de puesta en común de lo encontrado
  • aprender a efectuar búsquedas selectivas de información: discriminación de fuentes poco fiables y selección de aquellas más rigurosas
  • etcétera

Os dejo finalmente con este fantástico tutorial sobre Delicious realizado por Assumpta Bohigas que, aunque realizado en 2009, resulta muy interesante para comenzar:

ENLACE DE INTERÉS: Marcadores Sociales: Mister Wong, Diigo y Delicious