Archivo de la etiqueta: hipertexto

SEO, los errores más frecuentes en el hipertexto

El hipertexto es una de las esencias de la nueva comunicación en red; confiere al artículo escrito y leído una estructura abierta y no cerrada donde es el lector el que, a través de los enlaces internos, marca su propio camino de lectura. Por ello, la inserción de enlaces en la escritura digital para complementar o corroborar contenidos resulta de vital importancia.

Diferencia entre la estructura de un texto normal y el hipextexto
Diferencia entre la estructura de un texto normal y el hipextexto

En ocasiones sin embargo, cometemos cierto errores a la hora de introducir esos enlaces o links en nuestros artículos de forma que no solo van en contra del posicionamiento web SEO si no que además, y lo mas importante, dificultan la lectura a nuestros lectores. Por todo ello Ramón Salaverría, Profesor Titular de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, especializado en medios digitales, nos muestra las pautas que debemos seguir a la hora de introducir enlaces en nuestros artículos, algo que yo os voy a contar en forma de los errores mas frecuentes a la hora de introducir links en la escritura digital:

  1. No contrastar el texto de los enlaces. Por evidente que resulte, es necesario comprobar que la información a la que remitimos a nuestro lector es la correcta.
  2. Usar la referencia hipertextual (es decir, la dirección web “http://www…) como anclaje de los enlaces.
  3. Saturar el texto de enlaces. Debemos incluir los enlaces estrictamente necesarios, ni más, ni menos.
  4. No distinguir los enlaces principales de los secundarios. Para ello podemos usar negrita en los principales, de esta forma el lector sabrá que ese es un enlace importante.
  5. Repetir enlaces.
  6. Utilizar anclajes textuales largos. Para remitir a un enlace basta con una,dos o tres palabras, no es necesaria una frase ni mucho menos un párrafo completo, si no aquellas que relacionan con consistencia los anclajes textuales con las referencias hipertextuales es decir, el anclaje textual indica el contenido al que se refiere la referencia hipertextual, de esta forma el lector sabe hacia donde se dirige.
  7. Situar los enlaces al comienzo del párrafo o antes de que el lector pueda conocer hacia donde irá si hace clic.
  8. Remitir a portadas de medios. Lo ideal es remitir a la noticia, artículo, etcétera exacto.
  9. No identificar que el enlace remite a una dirección de correo.
  10. No especificar el formato y tamaño del documento enlazado. Tal vez al lector no le interese en este momento descargar un pdf de gran tamaño.

Estos son algunos de los errores más frecuentes en la inserción de enlaces en nuestros artículos. A continuación os dejo el vídeo del profesor Ramón Salaverría donde, además de explicarlo mucho mejor que un servidor, os desvelará algunos errores más que yo he preferido dejar que los explique él mismo.

Periodismo Digital (I): el ADN del Periodismo Digital

     digital-un-mundo-conectado

      Las dos semanas anteriores repasamos el concepto de Sociedad de la Información así como el profundo cambio que se ha producido en las ideas de espacio y tiempo con la irrupción de las nuevas tecnologías. Analizaremos ahora cuáles son las grandes características que definen el periodismo digital, así como los cambios más señalados que la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han ocasionado en la profesión y uno de los mayores retos planteados: la necesidad del mantenimiento de una ética profesional idónea.

      El concepto de periodismo digital lleva siendo objeto de discusión desde hace décadas, especialmente en el modelo de sociedad al que llevamos haciendo mención desde el inicio de este trabajo de tal forma que en la actualidad no existe un amplio consenso que aúne los diferentes puntos de vista de las distintas partes implicadas.

Ni tan siquiera el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua en su vigésimo segunda edición expresa definición alguna de “periodismo digital”:

Sin títuloSegún afirma Gil (2001), el único periodismo digital es el que se desarrolla en internet, ya que éste rompe con la comunicación lineal y unidireccional e implica toda una serie de transformaciones esenciales respecto a las rutinas del periodismo tradicional.

Por otro lado, Salvatierra (2000) señala que los periodistas de la Sociedad de la Información, es decir, los periodistas digitales, han de ser profesionales versátiles y con criterio, centrados en servirse de las mayores posibilidades de documentación, amplitud, análisis y rapidez que ofrecen los recursos digitales con el fin de mejorar la calidad de la información periodística. Además, establece que la labor del periodista digital no puede reducirse a la elaboración de publicaciones digitales pues su trabajo no es sólo elaborar contenidos si no que su tarea primordial es la gestión, análisis y jerarquía de la información ya que con internet el problema no es encontrar información, sino distinguir lo significativo de lo irrelevante en una cantidad descomunal de información disponible.

El ADN del periodismo digital: multimedialidad, hipertexto e interactividad.

Para Albornoz (2007) la nuevas redes digitales significan un cambio no sólo tecnológico sino también conceptual, alterando la manera de aprehender el mundo que, antes de la era digital, se fundamentaba en un modo de acceso al conocimiento basado en la escritura lineal y textual que, progresivamente, está siendo sustituido por un nuevo modelo que constituye la razón de ser de internet en general y del periodismo digital en particular y cuyo tres ejes vertebradores son:

 1.Multimedialidad o carácter multimedia, entendido éste como la conjunción de todas las formas comunicativas (palabra escrita, sonido, imagen fija, video) en un mismo soporte, la red. Frente a ello, la prensa impresa no permite combinar más que texto e imagen fija. La posibilidad de complementar una noticia con todas las formas comunicativas posibles enriquece la información recibida por el usuario contribuyendo de forma sustancial a la creación de una opinión propia fundamentada en una mayor información.

 2. Hipertextualidad, una forma multidireccional, no lineal de estructurar y de acceder a la información en los entornos digitales a través de enlaces que además conduce a la aparición del usuario activo, gracias a la posibilidad y libertad para enlazar unas informaciones con otras, generando diversos caminos, que desembocan en múltiples formas personalizas de recibir la información. La hipertextualidad rompe de forma definitiva el concepto de principio y fin: mientras que en la prensa impresa toda noticia tiene un principio y un fin claros y determinados por la disponibilidad de espacio físico, en los medios digitales la noticia o el mensaje en general no sólo se complementa, como ya hemos dicho, con todas las formas comunicativas posibles, si no que además, la existencia de enlaces o links, permiten ampliar la información inicial casi sin límite y siguiente la ruta especialmente escogida por el usuario.

Guillermo López García apunta al respecto que el hipertexto intenta ser (…) un modelo de comunicación lo más cercano posible a la estructura de la mente humana, que no es una estructura cerrada, con un principio y un final, sino que está basado en la continua relación entre ideas e información a través de estructuras complejas y en apariencia aleatorias. Es la plasmación del deseo de humanización de las máquinas, ya presente en algunos desde la difusión del que fuese el primer ordenador personal en 1977, el Apple II, y que de forma imparable camina hacia ese objetivo, reflejado no sólo en los contenidos y su forma, si no también en los soportes y en la difusión de aspectos como los gestos multitáctiles o el reconocimiento por voz de comandos o instrucciones naturales no predefinidas, como el recientemente aparecido software Siri de Apple.

En definitiva, los medios de comunicación en red, digitales, proporcionan al receptor un poder de decisión sobre la información que desea consumir y el orden de lectura, lo que inequívocamente se encuentra estrechamente vinculado al siguiente aspecto.

 3.Interactividad. En los medios tradicionales (prensa, radio y televisión), la comunicación del receptor respecto del emisor se limitaba no más que a una llamada telefónica (en los casos en que existe esa posibilidad) o quedaba supeditada a la sección de “Cartas al director”. Frente a estas limitaciones, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación permiten al usuario de medios digitales establecer una relación de interactividad respecto con el emisor, la información y el resto de usuarios. Las noticias publicadas en medios digitales permiten los comentarios de los usuarios; además, se establecen “encuentros digitales” donde los usuarios plantean cuestiones al entrevistado; en los blogs, la relación usuario-bloggero hasta se vuelve estrecha y, si damos el salto a la televisión, la mayoría de programas permiten comentarios de los espectadores a través de redes sociales como twitter, Facebook, etcétera o mediante sms.

(EXTRACTO DE MI PROYECTO DE FIN DE CARRERA, 2013, Cap.3)