Archivo de la etiqueta: nuevas tecnologías

Las tecnologías digitales modifican nuestro cerebro #EBE16

¿Cómo se adapta el cerebro a la realidad social de las nuevas tecnologías digitales? ¿Cómo éstas modifican nuestro cerebro? ¿Existen diferencias entre el cerebro de los inmigrantes digitales y el de los nativos digitales? Seguir leyendo Las tecnologías digitales modifican nuestro cerebro #EBE16

El 33% de estudiantes se distrae con el móvil

En más de una ocasión en este blog hemos hablado de la ventajas que presentan los dispositivos móviles (smartphones y tablets) a la hora de estudiar o en el sector educativo en general; hemos hablado de cómo Twitter nos puede ser útil en educación o hemos visto algunas herramientas y aplicaciones móviles que resultan, al menos, un gran apoyo como Evernote, DropBox, Scoop It y otras muchas. Sin embargo en ocasiones, el móvil también puede convertirse en el perfecto enemigo del estudiante. Como en tantas otras situaciones de la vida, dependerá del uso que le debamos y, sobre todo, de que seamos capaces de elegir el momento adecuado para cada cosa.

El estudiante y el móvil

Uso del movil a la hora de estudiar
Uso del movil a la hora de estudiar

Y en este aspecto, las distracciones provocadas por el mal uso del móvil en el tiempo de estudiar, ha sido objeto de un estudio realizado entre el 30 de mayo y el 6 de junio de 2014, coincidiendo con el final de las clases y el inicio de exámenes, por la operadora Tuenti Móvil en colaboración con Sentisis y que revela que el 33% de estudiantes se “distrae” con el móvil a la hora de estudiar.

El estudio en cuestión, no se ha realizado a través de la clásica encuesta, si no a partir de “una muestra de 10.000 mensajes de Twitter en español de perfiles españoles de jóvenes menores de 35 años, supuestamente estudiantes, que incluían, como palabras clave, el sustantivo “móvil” y el verbo “estudiar” en todas sus formas verbales”.

Algunos ejemplos de estos tweets analizados son:

  • “Querer estudiar y que me peten el móvil en un momento a grupos de chat no son cosas compatibles”
  • “Llegar de estudiar, mirar el móvil y tener 528 mensajes de chat”
  • “Soy fan de la gente que viene a estudiar a la biblioteca con el móvil, sí, sí”
  • “Vale, opto por empezar a estudiar, aunque cada dos minutos miraré el móvil” 
  • “Típico. Me pongo a estudiar, cojo el móvil y se me olvida lo de estudiar…”
  • “A partir de ahora apagaré el móvil para estudiar la semana que queda”
  • “Soy incapaz de dejar el móvil para estudiar”
  • “Vendo móvil. Motivo: No me deja estudiar” 

De él se desprende el siguiente gráfico de resultados en cuanto a usos del móvil por los estudiantes a la hora de estudiar:

Usos del móvil a la hora de estudiar | TUENTI MÓVIL
Usos del móvil a la hora de estudiar | TUENTI MÓVIL

Como podemos observar, “distracción” y “desconectar el móvil” son, aunque totalmente contrarias, las prácticas más habituales ocupando en su conjunto el 60% del total.

Conclusión

Este estudio no deja de ser precisamente eso, un estudio o muestra, de cuyos resultados específicos, sinceramente, no confío mucho (twittear supone sólo el 3,08% sin embargo el estudio se ha hecho, precisamente, a partir de mensajes en Twitter). Sin embargo, sí que nos sirve para atestiguar dos tendencias claras y reales. En primer lugar, que los estudiantes han integrado notablemente el dispositivo móvil incluso en sus hábitos de estudio (aunque no en todos los casos sea de forma positiva). Y en segundo lugar, que no se está haciendo un uso adecuado de los dispositivos móviles a la hora de integrarlos en los hábitos de estudio y que por tanto, se hace necesario una “educación en el uso de dispositivos móviles para el estudio”  con el fin de convertirlos en lo que realmente pueden ser, una eficaz y eficiente herramienta de apoyo a los estudios en todos los niveles.

Podéis acceder al informa completo aquí.

El quinto poder: el poder de las Redes Sociales

Portada de La Vanguardia Dossier, nº50, Enero-Marzo 2014
Portada de La Vanguardia Dossier, nº50, Enero-Marzo 2014

Con frecuencia, tal vez con mucha frecuencia, las redes sociales son poco menos que demonizadas. No podemos ignorar los riesgos y peligros derivados de un mal uso de las mismas (algo que podríamos tratar en otro post), pero sólo de eso, de su mal uso; las redes sociales no son negativas en sí mismas, mas bien todo lo contrario. En los últimos años las redes sociales están cobrando un enorme protagonismo; están colaborando en la difusión de la información y el conocimiento a una velocidad y alcance nunca vistos; están ayudando a nivel personal a muchos individuos y, especialmente, están “devolviendo el poder a la ciudadanía”.

Podríamos pasar horas, días, debatiendo los múltiples ámbitos de aplicación de las también múltiples y diversas redes sociales existentes y tal vez no acabaríamos. En este post vamos a mencionar sólo algunos, por cuestiones de espacio y tiempo, y os animo a participar con vuestros comentarios sumando todos aquellos aspectos positivos, ámbitos de aplicación, etcétera en el que las redes sociales contribuyen de uno u otro modo a mejorar nuestras vidas.

Las redes sociales y la aproximación de individuos.

Tal vez ésto resulte absolutamente evidente pero a veces resulta necesario pararnos a reflexionar precisamente en lo más evidente. Las nuevas tecnologías, internet y las redes sociales han superado las barreras del tiempo y el espacio. Ya no importa si estamos lejos o cerca pues podemos leernos, escucharnos y hasta vernos en tiempo real. Ésto, que a simple vista puede resultar anecdótico, sitúa a profesionales, investigadores, estudiantes, instituciones en contacto entre sí de una forma que antes no era posible; conecta a profesionales de la información con fuentes de información a las que antes, simplemente, no tenía acceso.@jalfocea en Flipboard

Y en el ámbito más personal, las redes sociales conectan a personas. Son muchas las personas en todo el mundo que por cuestiones de edad, movilidad, etcétera padecen de una soledad que las redes sociales ayudan a mitigar.

También ponen en contacto las redes sociales a individuos en circunstancias similares. Me refiero a personas que han padecido cualquier tipo de trauma y que a través de Twitter, Facebook, Blogs… encuentran a semejantes con los que compartir unas vivencias y superar situaciones para ellos traumáticas.

Las redes sociales como “poder social”.

No podemos dejar de un lado el acercamiento entre individuos para tratar el tema de las redes sociales como un instrumento del poder del pueblo. Facebook, YouTube o, especialmente, Twitter, han demostrado ser eficaces instrumentos de canalización a las demandas populares, ¿por qué si no recientemente en Turquía su primer ministro Recep Tayyip Erdogan ha restringido el acceso a Twitter y YouTube? ¿Por qué si no internet está tan férreamente controlado como en China o incluso prohibido como en Corea del Norte?

Iniciativas como change.org han unido a personas alejadas en causas comunes. Y en muchos casos el resultado ha sido triunfal.

Algunas peticiones actuales en change.org
Algunas peticiones actuales en change.org

 

Asociaciones en defensa de enfermedades raras, de la sanidad pública, afectados por las hipotecas, por las preferentes, organizaciones no gubernamentales y un larguísimo etcétera ahora están más próximas que nunca no sólo para conectar a individuos con colectivos sociales, si no también para conectar a colectivos sociales en defensa de unos intereses comunes (aunque en este aspecto aún queda mucho “segmentarismo” por superar). Y ello a través de redes sociales.

Comenzaron con los SMS y continuaron con Twitter. Las acciones de protesta espontáneas, o planificadas,  cobran fuerza gracias a la inmediatez y el alcance geográfico de las redes sociales cuyos límites son sólo los límites del propio planeta.

Las redes sociales y su papel en la educación y el conocimiento abierto.

Twitter, Youtube, Facebook, Blogs, etcétera. Todo ellos son redes sociales que tienen un componente lúdico, pero también todos ellos han contribuido a la difusión del conocimiento y la información como ningún instrumento hasta ahora había conseguido y sólo equiparable a la aparición de la imprenta entendida en su debido contexto histórico.

El blog, como éste que estáis leyendo, otro que poseo sobre recursos educativos para las Ciencias Sociales e infinidad de blogs que podemos encontrar, han dado voz a todos y sus contenidos son tan variados como personas y temáticas existen en nuestra Humanidad.

recursosccss.wordpress.com
recursosccss.wordpress.com

Un reciente debate en LinkedIN planteaba una sencilla cuestión: ¿cuál es la temática de vuestro blog?. Un pregunta simple pero de sorprendentes y variadas respuestas: actualidad tecnológica, tecnología aplicada a la educación, recursos educativos, arte, aplicaciones enfocadas al diseño artístico, plantas, animales, historia, geografía, matemáticas, experiencias personales…en fin, todo lo que se nos pueda ocurrir, y mucho más. El blog, unido a la enorme capacidad de difusión de redes sociales como Twitter y Facebook, han llevado el conocimiento hasta prácticamente todos los rincones del planeta (donde existe acceso a internet evidentemente) y además, de forma gratuita contribuyendo además a despertar y acentuar el altruismo de muchos usuarios que escriben sólo por el deseo de difundir.

Y qué decir de la difusión de la información de más rabiosa actualidad. ¿Quién no se ha enterado de grandes noticias a través de Twitter? Sin ir más lejos ayer mientras realizaba la compra me enteraba via Twitter de la renovación del gobierno francés.

Twitter en la educación tiene enormes posibilidades. YouTube es un gran almacén de conocimiento. FaceBook y sus grupos unen a estudiantes, profesionales y simples admiradores en torno a una temática concreta donde compartir y crear conocimiento.


Como decía al comienzo, podríamos seguir así durante largo tiempo, exponiendo temáticas y casos concretos en los que las redes sociales han actuado, a través de la mano del usuario, de forma positiva en mejorar numerosos aspectos de nuestras vidas, pero este post se haría demasiado largo. Así que os toca a vosotros dejando en los comentarios vuestros ejemplos, o en Twitter o dónde queráis porque de un modo u otro llegará a muchas personas, y eso es de lo mejor que tienen las redes sociales.

Luces y sombras de las nuevas tecnologías de la información aplicadas al periodismo (y III): ventajas y riesgos

El nuevo periodismo digital      Finalizamos esta breve serie de artículos que comenzamos hace en torno a un mes señalando de forma breve pero exhaustiva aquellas ventajas y desventajas provocadas por la irrupción de las nuevas tecnologías de la información en el ejercicio de la profesión periodística.

      En este sentido, los profesores Lourdes Martínez Rodríguez y Antonio Parra Pujante[1], ambos profesores de la Universidad de Murcia, realizan una acertada síntesis de las ventajas que internet aporta al desarrollo de la especialización periodística y que podemos aplicar al ejercicio de la profesión periodística en general:

  • Superación de los límites espacio-temporales.
  • De ello deriva la posibilidad de una mayor profundización y contextualización de los contenidos especializados a través de enlaces hipertextuales, contenido multimedia, vínculos a otras noticias, a documentación, a bases de datos o a las propias fuentes implicadas.
  • Inclusión y tratamiento de temas específicos y diferenciados, es decir, contenidos más locales, próximos y personalizados. Una mayor segmentación de audiencias que sin embargo permite llegar a un público más amplio y geográficamente disperso.
  • Internet se convierte en una eficaz herramienta para el periodista especializado pues le facilita el acceso a grandes bases de datos y documentales, le abre la posibilidad de contactar con fuentes especializadas y con ciudadanos implicados, y le ofrece múltiples posibilidades para abordar el tratamiento de un tema específico recurriendo al hipertexto, el multimedia y la interactividad.
  • La Red permite un mayor conocimiento del receptor/usuario, por la posibilidad de “feedback” e interacción; los públicos se hacen más activos, críticos y exigentes, dejan de ser receptores pasivos para convertirse en productores de contenidos.
  • Facilita el acceso a todo tipo de medios y fuentes, lo que repercute en un aumento del nivel cultural de los receptores y les convierte en implacables jueces del contenido informativo de los medios.
  • Facilita el desarrollo del periodismo de servicio mediante la aportación de datos útiles por parte tanto de periodistas como de los usuarios y las propias fuentes.
  • Proporciona cierta democratización de la información en el doble sentido del libre acceso a una pluralidad de fuentes por un lado, y de la posibilidad del usuario de crear y difundir contenidos por otro.
  • La instantaneidad (actualización constante) sustituye a la periodicidad; y se amplía el período de vigencia de los relatos, ahora almacenados y accesibles por tiempo ilimitado.

@jalfocea en Flipboard

En esta misma línea, los autores resumen además los riesgos de internet:

  • La instantaneidad y la actualización constante comportan riesgos para el desarrollo de contenidos periodísticos; la pugna por dar la noticia antes que la competencia provoca errores y el afloramiento de datos no suficientemente contrastados; o bien que entre las rutinas periodísticas acabe predominando las labores de edición y reelaboración de textos con la premisa de actualizar constantemente, sin tiempo para el análisis, la reflexión y la contextualización.
  • Excesiva dependencia de internet. Abuso del recurso a documentación e información digital (ciberfuentes) en detrimento del contacto personal con los protagonistas de la noticia, lo que puede restar interés humano a la información.
  • Sobreabundancia de información, y deficiente calidad de la misma, que dificulta al usuario poder diferenciar las fuentes útiles, creíbles y verídicas del ruido informativo o los intentos de “infoxicación”.
  • Proliferación de bulos, falsedades, rumores, etcétera debido al mal uso y abuso de formas alternativas de comunicación como foros, blogs, redes sociales…
  • Incremento de la dificultad de determinar la fiabilidad de las fuentes y la veracidad de las aportaciones ciudadanas.

 La “actualización constante” frente al debido tratamiento de la información: un ejemplo real.

      Respecto a los riesgos o peligros derivados de la instantaneidad y/o actualización constante, la periodista Carme Chaparro[2] elabora una profunda e interesante reflexión con ocasión del atentado ocurrido en Boston a mediados del pasado mes de abril de 2013 y su tratamiento inmediato por los medios de información. En este post Chaparro señala como “durante las primeras horas de caos del atentado de Boston, la cifra de fallecidos que daban los medios de comunicación locales osciló entre ninguna, dos y doce. En el fragor del momento, algunos olvidaron la prudencia.  ¿Por qué? Porque cada vez vamos más y más rápido.” Relaciona esa supuesta necesidad por ser el primero en ofrecer la noticia con sus peligros más evidentes: la no contrastación de la información (por una, también supuesta, falta de tiempo) y por lo tanto la difusión de informaciones erróneas, junto con la necesidad de mantener unos principios éticos y morales, profesionales, que eviten, en este tipo de acontecimientos, provocar aún más dolor que el ya ocasionado por el hecho en sí. Lo mismo ocurre con el tratamiento de las imágenes: “Y a veces olvidamos la prudencia. Como en el baile de cifras de muertos de Boston. O en algunas de las fotos que colgaron los periódicos en sus webs (¿habéis visto las de personas con pies y piernas amputados?)”. La solución propuesta por la periodista es simple y evidente: “siempre piensa en las familias (…)Y es que siempre estás a tiempo de subir la cifra de víctimas mortales, pero tirar al alza sin confirmación oficial (o si tú no estás allí delante contando cadáveres) es una imprudencia. De la misma manera que cuando algún medio da por fallecida a una persona que no lo está: cuidado, mucho cuidado.”

Atentado en Boston (Abril, 2013)
Atentado en Boston (Abril, 2013)

            Como conclusión a esta serie de tres artículos no podemos señalar más que los aspectos positivos y negativos de las TIC están ahí. Cada cual debe valorarlo adecuadamente y en base a un conocimiento adecuado pero lo indudable es que un NO adecuado uso de las mismas, por necesidad conduce a ciertos riesgos y a un tratamiento deficiente de la información impropio de cualquier periodista que se considere profesional.


[1] MARTÍNEZ RODRÍGUEZ, Lourdes y PARRA PUJANTE, Antonio: Periodismo especializado. Teoría y práctica de la especialización informativa. Murcia : Diego Marín, 2010.

Mis razones para tener un blog

     dogtags

      Hace unos cinco meses decidí emprender mi tercer intento por tener un blog. Previamente ya había publicado dos sin embargo caí en lo que a la mayoría nos suele pasar: una inicial falta de inspiración que me condujo a no publicar regularmente y acabar abandonándolo casi sin darme cuenta. Pero hace cinco meses decidí que definitivamente quería tener un blog desde el que poder compartir cualquier cosa: opiniones, conocimientos, etcétera así que lo enfoqué a mi propia formación y mis intereses.

      Lo diseñé y enlacé desde el principio con mis redes sociales (Twitter, Facebook, LinkedIN) y comencé a programar entradas sobre aquello que quería contar, con el fin de establecer un “obligación” que poco a poco se convertiría en agradable rutina. Poco a poco, aunque mucho más rápido de lo que podía esperar, mi blog comenzó a tener visitas de muy diversos lugares, comenzó a ser difundido por otros lectores, a recibir comentarios positivos, etcétera. Y todo ello me ha ido animando cada día más a seguir publicando.

      Así, desde el 14 de mayo que publiqué mi primer post, he recibido más de 4.300 visitas a mis entradas relacionadas sobre todo con nuevas tecnologías y educación.

      Son muchos aún los que piensan “¿para qué tener un blog?” sin embargo, tras estos cinco primeros meses puedo afirmar que las ventajas son más que evidentes. Desde el punto de vista personal podríamos decir que “alimenta nuestro ego”, pero en el buen sentido: recibir visitas continuas que aumentan con el tiempo, comprobar como otros difunden tus artículos, leer comentarios positivos o ir incrementando el número de seguidores te llena de satisfacción interior y te hace pensar que algo estás haciendo bien. Pero lo más importante es la contribución social que se puede hacer desde un blog. No soy un experto en nuevas tecnologías, ni tampoco en educación, ni en muchísimos otros temas pero estoy seguro, y así me consta, de que algunos de mis posts han animado a otras personas a indagar en profundidad sobre algunos aspectos de los que tal vez sólo habían escuchado algunas pinceladas.

Así que, si he contribuido lo más mínimo en la difusión del conocimiento, aunque sólo haya sido en una persona, mi trabajo ha merecido, merece y merecerá la pena.

Cómo ser buen profesor: 10 sencillos pasos para estimular la participación de los alumn@s en clase.

Navegando entre los contenidos y visitas de los propios visitantes de mi blog, a los cuáles estoy enormemente agradecido, me he encontrado con un curiosísimo artículo titulado “Cómo ser un mal profesor: 10 sencillos pasos para limitar la participación del alumno en clase” dónde, con un tono ingeniosamente irónico, se muestran las pautas a seguir si nuestro deseo es continuar perteneciendo a la “vieja escuela” y ser un mal profesor. Como no siempre la ironía es bien entendida y puede prestarse a confusiones voy a darle la vuelta a este artículo y vamos a ver el decálogo del buen profesor que aún cree en la mejora de la calidad de la enseñanza (leyes “Wert” y demás al margen por favor) y que se esfuerza para que el alumno saque lo mejor de sí mismo y desarrolle sus capacidades crítica, de reflexión, etc, etc.

como ser buen profesor

[La imagen superior ilustra uno de tantos “Falsos mitos”]

El decálogo del buen profesor

  1. Utilizar preguntas abiertas y de respuesta reflexiva, que incluso puedan generar respuestas inesperadas interpretando los contenidos de forma diferente, estimulando así el pensamiento crítico e incluso el debate, te ayudará a ser buen profesor.
  2. No redirigir las preguntas, dejar tiempo a la reflexión del alumnado, que se acostumbren a pensar por sí mismos.
  3. Generar un clima de confianza y de grupo. El profesor no es el jefe ni el protagonista del aula. Emplear la primera persona del plural ayuda a los alumnos a sentirse integrados, genera sentimiento de grupo y le otorga importancia.
  4. No ridiculizar. Juzgando, castigando o reprochando las aportaciones erróneas del alumnado no conseguimos más que el alumno sienta dañada su imagen social y se sienta inseguro. Es necesario restar importancia a los errores, recordad que hasta el más sabio se equivoca alguna vez.

    Compra tu KINDLE pulsando sobre esta imagen y contribuirás gratis a mantener este blog. Gracias.
    Compra tu KINDLE pulsando sobre esta imagen y contribuirás gratis a mantener este blog. Gracias.
  5. Valorar todo: la participación, la actitud, los resultados de las pruebas realizadas, etc. Sólo así estimularemos la interacción del alumnado en clase y nos acercaremos al objetivo de ser un buen profesor.
  6. Consultar decisiones a los alumnos, especialmente las relativas a convivencia (normas, hábitos, decoración, organización…); el aula también es su espacio y han de sentirse bien, integrados, respetados… Ésto NO resta autoridad ni poder al profesor.
  7. Organizar el trabajo en grupos reducidos para fomentar la competitividad y que los alumnos tengan más opciones de participar.
  8. Fomentar la realización de debates y/o juegos de rol que permitan a los alumnos argumentar sus ideas, escuchar, respetar opiniones, rebatir con respeto y en base a conocimientos, etc.
  9. El libro de texto es tan sólo un recurso didáctico entre tantos.
  10. Fomentar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, estimulando con ello, además, la creación de información y conocimiento y/o su difusión: twitter, blogs, búsquedas en internet, etc.

    Tienda Outlet de Amazon.es- descubre miles de productos a precios aún más bajos
    Tienda Outlet de Amazon.es- descubre miles de productos a precios aún más bajos

FUENTE: Sánchez Galán, José Manuel: Cómo ser un mal profesor: 10 sencillos pasos para limitar la participación del alumno en clase. Recursos electrónico. Actualidad Pedagógica, 2012.

“Historia Aula”, nuevo proyecto que integra TIC y educación

Captura de pantalla 2013-07-12 a la(s) 15.32.18

 

Historia, como marca, demuestra que de forma paulatina las nuevas tecnologías se han ido introduciendo en las sociedades del primer mundo y de modo paralelo se han ido integrando en el sector educativo de tal forma que las tradicionales pizarras, libretas, libros y lápices están siendo sustituidas por las nuevas pizarras digitales, tablets u ordenadores portátiles, etcétera y todo ello teniendo como base la increíble cantidad de información y oportunidades que nos brinda internet.

Cada vez son más las instituciones públicas y privadas, editoriales e incluso los propios profesores los que hacen un esfuerzo por entrelazar nuevas tecnologías y educación. Los blogs diseñados por profesores y orientados a la gestión de sus aulas proliferan a lo largo y ancho de toda la red integrando contenidos, actividades interactivas y sobre todo, manteniendo una comunicación constante y cercana docente-alumn@ y alumn@-alumn@, a la vez que herramientas en principio “ociosas” como Twitter se muestran cada vez más más útiles en los procesos de enseñanza-aprendizaje, tal y como pudimos ver en el post titulado “Twitter en la educación”.

Historia Aula, una muestra de integración TIC-Educación

A estas nuevas propuestas se sumó hace menos de un año un canal temático de televisión, el Canal Historia, cuyo prestigio y credibilidad están fuera de toda duda. En proyecto en cuestión, integrado en el mismo site del canal,  recibe el nombre de “Historia Aula” y es definido como “una iniciativa educativa que nace con vocación de convertirse en un punto de referencia para estudiantes y profesores de secundaria”. La idea base es que “ a través de vídeos relacionados con el programa de secundaria, guías de estudio y propuestas de actividades para los profesores, juegos, aplicaciones y galerías de imágenes, los estudiantes podrán aproximarse a la Historia de manera entretenida, mientras que los profesores podrán disfrutar de una herramienta de referencia en su día a día”.

Los objetivos sobre los que se fundamenta este nuevo proyecto de Historia son:

  • hacer de HISTORIA un referente entre la comunidad docente.
  • fomentar el uso de las nuevas tecnologías en los colegios
  • proporcionar material a los estudiantes para facilitar la realización de las tareas escolares
  • ofrecer recursos educativos a los docentes para enriquecer las clases con actividades diseñadas y producidas por HISTORIA
  • desmontar el mito de que la Historia es aburrida poniendo a disposición de los estudiantes otra forma de estudiar la materia: viéndola.

En cada uno de los “momentos históricos” que integran este Aula Historia podremos encontrar un vídeo explicativo con el sello inequívoco del propio canal además de otros vídeos de temática relacionada. No falta, evidentemente, la posibilidad de compartir los contenidos en las principales redes sociales (Twitter, Facebook y Google+), galerías de fotos y links relacionados con los que ampliar conocimientos, contribuyendo así a la difusión de la cultura.

Además, cada una de estas unidades está presentada por su correspondiente ficha en PDF, un material para los docentes con bibliografía, propuestas de actividades y recursos adicionales.

Captura de pantalla 2013-07-12 a la(s) 14.14.42

La idea es fantástica, consecuente con los nuevos tiempos y en la línea de proyectos similares. Aunque aún le queda mucho por hacer, especialmente llenar el portal de contenidos, puede servir para captar ideas positivas y llevarlas hasta el aula.

Una vez más se demuestra que las nuevas tecnologías y la educación caminan de la mano para siempre en pro de incrementar la eficacia de los procesos educativos dejando a un lado las rancias metodologías del pasado.

FUENTE: canal Historia